YO TAMBIÉN FUI ELLA

Plaza Fuente de las Batallas, Granada

sábado 16 junio 2012 – 18:00 h

duración 30’ (aprox.)

Fotos de la Performance:

Conceptos sobre la Performance:

Tanto el pelo como el hecho de cortarlo es algo muy simbólico, que puede tener muchas connotaciones.
Con esta performance quiero hablar de 3 temas principalmente:
– desprenderse del pelo como un cambio de etapa en la vida, dejando el pasado atrás y comenzando de nuevo.
– solidarización con las personas enfermas de cáncer, a las cuales, sobretodo a las mujeres, les afecta muchísimo la pérdida del pelo.
– reivindicar en esta sociedad que la imagen y apariencia de una persona no es lo más importante.
La acción consistió en cortarme el pelo lentamente, poquito a poco. Al hacerlo despacio, hago incapié en que existe una narración detrás del simple hecho de cortarme el pelo. Me voy liberando del pasado, de todas las vivencias que quedan incrustadas en mí y en mi pelo a medida que éste va creciendo.
Para ello usé diferentes tipos de tijeras. Al principio la primera tijera era pequeña, después iban aumentando en tamaño hasta acabar rapándome el pelo con una maquinilla. La graduación de tamaños simboliza el ir afrontando problemas en la vida, cada vez mayores. Pero una vez que lo has afrontado, creces como persona y los caminos se abren ante tí, de ahí el ir dejando abiertas las tijeras una vez usadas.
Todo el proceso de corte lo hice de espaldas a un espejo. El hecho de no mirarse al espejo representa que aunque tengamos mucha gente a nuestro alrededor, al fin y al cabo estamos solos en las grandes decisiones de nuestra vida. Cuando termino de cortar todo el pelo, me doy la vuelta, mirándome a los ojos en el espejo, y aceptándome a mí misma, y aceptando los cambios que en mí se producen. En el caso de los enfermos de cáncer, el afrontar la nueva imagen de uno mismo sin pelo es de las más duras.
Después, cojo un pintalabios rojo y me pinto los labios, acentuando el hecho de ser mujer, de querer ir arreglada y guapa, esa obsesión de mucha gente por aparentar lo que no es ante los demás, en una sociedad occidental materialista donde se le presta demasiada importancia a la imagen de las personas, a su apariencia física, y no a cómo son realmente, lo que cada uno lleva en su interior.
Tras pintarme los labios, escribo en el espejo: yo también fui ella. Con esta frase quiero decir que:
– yo también fui la mujer que hace media hora se ha sentado a cortarse el pelo, y la mujer del día anterior, y la de hace una semana, y unos meses y, aunque haya cambiado físicamente y evolucionado psíquicamente, sigo siendo la misma.
– yo también fui la mujer que sufrió de cáncer, y perdió todo el pelo, y necesita valor y fuerzas para afrontar la enfermedad.
– yo también fui la mujer que fue rechazada por su aspecto físico, porque las personas de su alrededor no la aceptan como es.
– YO FUI TODAS ELLAS.
El beso que doy después a la palabra ELLA, rompe la barrera entre yo misma realizando la performance de manera individual y la gente. Ya que acto seguido, doy un beso a todas las personas que han sido espectadores de la acción, dejando una huella física de mí en cada una de ellas, muestra del momento que hemos compartido juntos, aunque esa huella también es invisible y permanece en el recuerdo de cada persona.

Video de la Performance:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s